• Diario Aconcagua

Las claves de la Escuela Alegría Catán para obtener una comunidad escolar unida y buenos resultados


Putando - Disciplina, trabajo participativo en equipo, preocupación y cariño por cada uno de sus estudiantes son parte de las estrategias que se impulsan en el establecimiento ubicado en Piguchén.

Durante el último tiempo, la educación pública putaendina ha tenido positivas impresiones por parte diferentes autoridades comunales, encabezadas por el alcalde Guillermo Reyes, como también provinciales y regionales. Además, existe un evidente crecimiento en los resultados académicos en la mayoría de sus establecimientos. Uno de los que más ha recibido elogios es la querida Escuela Alegría Catán Dabiké, ubicada en el sector rural de Piguchén.

Con un total de 87 alumnos, distribuidos en cursos combinados, la comunidad escolar de Alegría Catán siempre se ha caracterizado por su orden y sus buenos resultados, que la catalogan como uno de los mejores establecimientos de la zona. Fue el colegio de Putaendo que obtuvo la mayor puntuación del Simce realizado a los octavos básicos durante el 2015, muy por encima del promedio nacional y superando a los establecimientos subvencionados de la comuna (Obtuvo 255 en Lenguaje, 288 en Matemáticas y 277 en Ciencias).

Para la comunidad educativa estos resultados no son casuales. La directora de la Escuela Alegría Catán, profesora Cecilia Piuzzi, nos explica que una de las mejores cualidades es el trabajo organizado, actuando en conjunto con todo el equipo docente. Eso demuestra el cariño de los estudiantes por su colegio.

“Es un trabajo bastante organizado, nada es al azar o nada se hace de manera fortuita. Todo es organizado. Acá se planifica anual y diariamente. Nada se impone en el equipo y eso produce una buena organización de las clases en sí. Todos los días se va revisando lo que está mal y se va mejorando. Trabajamos todo en equipo”, manifiesta la directora.

Justamente, esa labor conjunta de los profesores es primordial para que los alumnos obtengan mejores aprendizajes. “Como colegio tenemos un equipo docente y asistentes muy cohesionados, muy unidos, participativos. Todas las personas podemos decir las cosas que tengamos que decir. A lo mejor se piensa que todo es dirigido por el director y no es así. Acá todas las decisiones son conversadas por todos los profesores y se trabaja en equipo”, recalca Cecilia Piuzzi.

DISCIPLINA Y PREOCUPACIÓN EN LAS PERSONAS

Hace seis años que la profesora Jessica Herrera está a cargo del curso combinado de séptimo y octavo básico. Para ella, la disciplina es fundamental para que los niños puedan aprender, pero ella también cree que los chicos deben ser guiados para que puedan perseguir sus metas, se les debe dar entusiasmo permanente.

“Si no hay un ambiente adecuado es muy difícil que se pueda aprender. La base parte desde la disciplina y un trabajo muy metódico: Primero, hay que preguntarles a ellos lo que saben de lo que uno quiere enseñar; luego, desarrollar lo que uno quiere enseñar durante la clase y; finalmente, ver si los niños realmente aprendieron o no”, sostiene la profesora de séptimo y octavo básico.

De esta forma, se les debe inculcar a los niños a perseguir sus propios sueños. “Yo creo que en esta oportunidad hubo buenos resultados porque los chicos se tomaron en serio sus propias metas. Yo tengo altas expectativas en mis alumnos y creo que ellos son capaces de lo que hacen aquí en la escuela y de mucho más. Eso siempre se los hago notar”, explica Jessica.

A su vez, el desempeño de la Escuela Alegría Catán consiste en formar buenas personas. Se les explica a los alumnos que ellos son los protagonistas de tener un mundo mejor. Ambas docentes señalan que existe un cuidado permanente por cada uno de los niños que tiene la comunidad educativa, en pos de lograr una unión afectiva que les permita alcanzar sus sueños.

“No nos preocupamos solo de los buenos resultados o que aprendan muchas cosas, sino de hacer buenas personas o un aporte a la sociedad, una persona que pueda entregar buenas herramientas a la sociedad. De cada niño que llega nos fijamos en su familia, en su entorno, en sus necesidades, que el niño no sea un número más. Esa preocupación, ese cariño, que los chicos notan, después también se traduce en buenos resultados”, destaca la directora.

RECONOCIMIENTO

El director de Educación Municipal de Putaendo, Patricio Moreno Bustamante, indicó que poco a poco todos los establecimientos putaendinos han ido destacándose en diferentes aspectos, tanto académicos, como deportivos y extracurriculares. Este desarrollo ha sido reconocido no solo por el Concejo Municipal, sino también desde el Ministerio de Educación.

“Es innegable que hemos tenido buenos resultados. Alegría Catán es el ejemplo de la perseverancia y de un trabajo constante, de la dedicación que se da en todos los establecimientos públicos de la comuna. Nuestra labor, tanto al interior de los colegios, como el trabajo del DAEM, ha sido destacado por la Seremi de Educación en diferentes aspectos. Eso quiere decir que estamos haciendo bien las cosas y que no descansaremos para entregar mejores herramientas a nuestros estudiantes”, concluyó el director DAEM.

3 vistas
DIARIO ACONCAGUA | Vivimos para Informar...
 
Portal noticioso multimedial
 
 ©2015 - 2021 | Todos los Derechos Reservados 
 
  • Diario Aconcagua FB
  • Diario Aconcagua TW
  • Diario Aconcagua Instagram