• Diario Aconcagua

Para avanzar hay que priorizar y dar señales claras


Los Andes - Para avanzar en la solución de los temas locales es necesario determinar los problemas más urgentes de los importantes, ya que el tiempo apremia y es necesario actuar con visiones claras. Ello es más necesario aún cuando vivimos en una ciudad fronteriza, con fuerte potencial turístico, cuyo desarrollo se puede ver afectado seriamente si no tomamos medidas claras desde ya.

Entre los temas más urgentes, sin lugar a dudas está la situación de tres servicios actualmente licitados a privados, que son fundamentales para la vida en ciudad: el contrato de aseo de la ciudad, la mantención de las áreas verdes y el contrato de parquímetros.

En cuanto al aseo de la ciudad, además del problema con el arriendo de los camiones, hay varios problemas asociados, tales como es el deficiente barrido de las calles de la ciudad y la acumulación de residuos del comercio depositados en la vía pública por parte del comercio, especialmente de quienes expenden productos alimenticios y la proliferación de perros vagos.

Respecto del barrido de calles y veredas, sigue siendo deficiente por el escaso personal asignado a tales labores, por lo que hemos reiterado la necesidad de poner en funciones de una máquina barredora que fue inaugurada hace algunos años y que se mantiene fuera de uso sin causa razonable.

En relación con el retiro de la basura de los locales comerciales, debe hacerse cumplir la la ordenanza vigente, que establece que cada local debe tener una lutocar o depósito cerrado, en el cual deben depositar los residuos para su retiro por el camión de aseo, lo que no se está cumpliendo, con la consiguientes proliferación de malos olores y de perros vagos que ponen en peligro a los transeúntes.

LAS ÁREAS QUE YA NO SON VERDES

A causa de una política de ahorro mal entendida, el contrato de Áreas Verdes actualmente vigente, no ha considerado el crecimiento de la ciudad, dejando abandonada la mantención de gran parte de las nuevas áreas verdes de las poblaciones, las que se mantienen completamente abandonadas, salvo en algunos casos en que los propios vecinos se han hecho cargo de ellas, incluso con recurso personales. Ello es producto de la falta una política comunal de Mantención y Desarrollo de Nuevas Áreas Verdes, que considere la reposición de la masa arbórea, el uso de agua municipal para el riego de áreas, la tala de árboles secos y la prevención de accidentes en la vía pública, y la concresión de un gran pulmón verde con el inicio del proyecto de habilitación del Parque Urbano de Cerro de la Virgen, partiendo por la habilitacìón de la red de riego desde la cima.

EL ABUSO EN EL USO DEL ESPACIO PÚBLICO

Sin duda que el peor proyecto ha sido la licitación de los parquímetros, ya que hasta la fecha sólo ha sido un negocio para la empresa concesionaria y un abuso para los ciudadanos, en que se ha hipotecado por 35 años el uso espacio público. Reiteramos que esta concesión atenta contra la equidad y es injusta para los ciudadanos, que considero una verdadera camisa de fuerza que dejó la administración de Navarro, quien no fue capaz de imponer la tarifa fijada por el municipio a través de una Ordenanza aprobada por el Concejo.

Así tenemos una concesión judicializada, con una empresa que se ha hecho prácticamente dueño de las calles de la ciudad y que sigue llenando a sus arcas con el dinero de todos los andinos. Por ello creemos que es urgente deshacer este mal negocio para la ciudad, ya que el interés común está siendo burlado cada día que pasa, correspondiendo a las nuevas autoridades municipales hacer todos los esfuerzos técnicos y legales para recuperar la administración del espacio público, a fin de desarrollar una verdadera política de Uso Democrático del Espacio Público y Circulación Vial y Peatonal".

Estas son, en nuestra opinión algunas de las urgencias de las que deben hacerse cargo quienes han asumido la conducción del municipio de Los Andes, respecto de las cuales hay que comenzar a dar señales sobre las vías de solución, todo ello antes que los problemas cotidianos terminen por envolvernos y se olviden los compromisos asumidos.

Por concejal Octavio Arellano

12 vistas