top of page
  • Foto del escritorDiario Aconcagua

Cómo proteger a tu mascota de las altas temperaturas anunciadas


Aconcagua - La Dirección Meteorológica emitió el pasado viernes una alerta por altas temperaturas que afectarán las regiones de Valparaíso, Metropolitana y O´Higgins, siendo nuestros animales los más afectados con este fenómeno.

Las altas temperaturas además son el escenario perfecto para la proliferación de pulgas y garrapatas que se encuentra en su periodo más álgido.

Temperaturas que bordean los 33°C fueron pronosticadas para esta semana en la zona central, lo que obligó a la Dirección Meteorológica a alertar a la población para que tome las precauciones correspondientes, en la región Metropolitana, y también en Aconcagua y O´Higgins.

Sin embargo, los más afectados por este fenómeno de calor son nuestras mascotas, especialmente los perros porque presentan problemas para ventilarse y termorregularse solos. A esto se suma que es en época de altas temperaturas cuando el control de parásitos como pulgas y garrapatas se hace más difícil

El Dr. Erwin Flores, médico veterinario y profesor de razas y zootecnia canina explica que “el perro tiene una temperatura corporal más elevada que los humanos y es muy deficiente en glándulas sudoríparas, por lo mismo, no transpira”, añadió, recalcando que por esta razón “puede sufrir un golpe de calor en cuestión de minutos que puede ser fatal, por eso es muy importante saber reconocer algunos signos que nos pueden alertar para prevenir este tipo de problemas”, concluyó.

Pulgas y garrapatas

El ciclo de vida de pulgas y garrapatas dura hasta 12 semanas, por eso, los tratamientos de uso tópico no suelen ser suficientes, debido a que su efecto se prolonga sólo por 20 días y su eficiencia va disminuyendo con el agua. “En épocas de calor, se recomienda bañar a los perros más seguido, ya sea con shampoo o solo con agua para refrescarlos, y esto va retirando este tipo de productos. Lo más recomendable será utilizar algún tratamiento oral, que ofrezca protección al animal por 12 semanas, evitando de paso el olvido humano ya que si falla el factor humano, falla el ciclo de protección”, aclaró el Dr. Flores.

En vacaciones muchas personas dejan a sus perros en hoteles especializados y ese cambio de ambiente, en el que entran en contacto con otros perros y otros escenarios, predispone al contagio de estos parásitos. “El producto más recomendable y eficiente será uno que mantenga protegido al perro durante todo ese periodo” recalca, y agrega, “Lo recomendable es pedir a su veterinario algún producto que proteja a su perro todo el verano, así se evitarán olvidos y los baños no serán un problema”.

Algunos tips

El veterinario detalló que “si nuestro perro está agitado, con jadeo excesivo, salivación que aumenta, comienza a notarse enajenado del medioambiente o con algunas bajas en la respuesta a los estímulos externos, es sinónimo de que nuestra mascota podría estar al borde de un shock de calor, y será urgente recurrir a la ayuda de especialistas”.

“Lo primero que debemos evitar es pasear a nuestras mascotas durante las horas con temperaturas más altas, ojalá lo hagamos durante la mañana o la noche”, aseveró mencionando que “debemos recordar que los perros no usan zapatos y si bien los cojinetes sirven para ayudar a regular la temperatura, igualmente pueden sufrir quemaduras”.

También recomienda llevar siempre rociadores de agua para refrescar a la mascota, y si es trasladado en automóvil “tiene que ir necesariamente con aire acondicionado, pues los vehículos funcionan como un horno y el calor siempre es mayor”. En la misma línea, agregó que “siempre debe tener una fuente con agua cerca y evitar mojarlos por completo, pues una de las formas en las que ellos se termorregulan es a través de contacto con temperaturas más frías como, por ejemplo, las baldosas”.

El profesional recalca además que hay que evitar cortarles el pelo, pues, al contrario de lo que siempre se ha creído, “el pelo del perro cumple una función y no es solamente de abrigo. El pelo es parte de su piel y aumenta la superficie de contacto para poder ventilarse. Bajo ese manto, hay bolsas de aire que se forman entre el subpelo y el pelo de cobertura cuya función específica es aislar del calor. Esto ayuda al perro a termorregularse, siendo fundamental para su protección”, enfatiza, puntualizando que “el pelo de la mascota debiera cortarse solo bajo indicación o sugerencia médica”.

22 visualizaciones
bottom of page